Skip to content

Contratad, contratad,malditos

07/12/2012

El Ministerio de Industria que dirige José Manuel Soria está a punto de aceptar una de las tradicionales demandas de las empresas eléctricas: eliminar en parte la tarifa regulada (Tarifa de Último Recurso, TUR) a la que están acogidos 20 millones de usuarios, la práctica totalidad de los hogares. Industria justifica la decisión en la política de la Unión Europea para el sector energético, que ve en las tarifas reguladas un obstáculo a la competencia entre empresas y, por lo tanto, un perjuicio para el consumidor. Pero es una visión simple.

En el curioso mercado eléctrico español (el único en el mundo en el que los usuarios deben más cuanto más pagan), la competencia sigue siendo un objetivo. Basta con observar los datos que maneja la Comisión Nacional de la Energía (CNE): los usuarios domésticos que han decidido contratar la electricidad en el mercado libre (seis millones de entre 26 millones) obtienen, en el mejor de los casos, descuentos en su factura que rondan los 24 euros. Al año.

Según la magnífica información de Carmen Monforte en Cinco Días http://www.cincodias.com/articulo/empresas, la idea de Soria es sacar del paraguas de la TUR a siete millones de usuarios con una potencia contratada de más de 5 KW. Tendrán seis meses para analizar, comparar y decidir a qué compañía fían su flamante factura. Se cumple el sueño de las empresas del sector, que nunca entendieron por qué los usuarios tienen más sensible la cartera a la hora de pagar la luz que a la hora de pagar el móvil, por poner un ejemplo. Para Soria, el fin de la TUR será un alivio. se acaba el desgaste trimestral de justificar las subidas. Ahora, a contratar.

Pero mientras tanto, conviene tener presentes unas cuantas cosas, que paso a resumir en una autocita: El consumidor doméstico de electricidad en España, escribí en junio pasado,se ha convertido en un sujeto digno de estudio. No solo paga tarifas que se sitúan entre las más caras de Europa, según datos de la agencia estadística europea, Eurostat, sino que, caso único en el mundo —ahí es nada—, mantiene una deuda con el conjunto del sector eléctrico —las empresas— que supera los 24.000 millones y que crece de forma crónica año tras año. Más aún. Entre 2006 y 2011, el precio de la electricidad para los consumidores domésticos españoles, siempre según Eurostat y excluidos los impuestos, aumentó un 69,9% mientras en la UE (27 países) creció un 19,9% y en el área euro un 13,1%.

Cualquiera podría pensar que con una subida de precios del 70% en cinco años, muy por encima de la inflación acumulada en el mismo periodo (12,3%), se podrían haber ajustado ingresos y costes del sistema para sujetar el déficit. Pues no. Lejos de ello, la diferencia entre los ingresos de las empresas y los costes que se les reconocen no ha dejado de crecer. Menos mal que Soria está al quite.

Anuncios

From → Uncategorized

4 comentarios
  1. Alvaro permalink

    Y me pregunto yo ingenuamente…ahora que podremos contratar de acuerdo a las ofertas de las empresas, conseguiremos que nos bajen las tarifas como pasa entre las companyas d emoviles que andan en una carrera descarada por atrapar clientes bajando los precios? Me temo que la respuesta sera un NO rotundo

  2. Alvaro permalink

    Santiago, te recomiendo este post sobre un escandalo energetico mas que ya conoces: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=26796

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: