Skip to content

“Estimado cliente”

14/12/2012

“Estimado cliente”…Así comienza la carta que acompaña a la factura eléctrica de noviembre que he recibido de mi compañía suministradora a dos semanas de que el Gobierno autorice un nuevo tarifazo eléctrico. “Estimado cliente” está varios grados por debajo del “muy señor mío” que suele anunciar desgracias. Pero tratándose de la luz y de facturas, es para ponerse en guardia. La carta que acompaña a la penúltima factura del año da pie, en cualquier caso, a explicar algunas cosas importantes ahora que el Ministerio de Industria está a punto de incumplir, una vez más, la palabra dada a los usuarios a través del secretario de Estado, Fernando Martí y el propio ministro, José Manuel Soria, al anunciar que en enero no subiría la parte regulada del recibo de la luz.

Por partes. Primero la carta. Ésta explica que el recibo de noviembre, como sucede desde abril, viene con recargo porque el Tribunal Supremo dio la razón a las empresas eléctricas en contra del Gobierno y ha obligado a recalcular las facturas emitidas entre el 1 de octubre de 2011 y hasta el 31 de marzo de 2012. La refacturación está obligada, explica la misiva, por autos del Supremo del 28 de febrero de 2012 y 2, 8, 12 y 15 de marzo de 2012.

El asunto, aparentemente complejo, consiste en que el Gobierno (no solo el del PP, porque también lo hizo el ministro socialista Sebastián) ha jugado en ocasiones con la parte regulada de la factura eléctrica (los llamados peajes, que suponen la mitad del recibo) subiéndolos y bajándolos a conveniencia para contener el precio final de la luz o para modular la rebaja de la deuda eléctrica (déficit tarifario). Las empresas reclamaron contra ese juego en los tribunales, como hacen siempre, y han ganado. Resultado: los recibos, desde abril y hasta diciembre llegan con recargo.

La carta al “estimado cliente” comienza la explicación así: “al objeto de facilitar la comprensión de la factura se le comunica que ésta contempla, además de la facturación correspondiente al periodo actual, determinadas refacturaciones correspondientes a su consumo de electricidad desde el 1 de octubre de 2011 y hasta el 31 de marzo de 2012 como consecuencia de una serie de resoluciones judiciales acaecidas en los últimos meses”. Traducido libremente: “por la presente le comunicamos que su factura tiene un recargo porque los políticos juegan a hacer política con instrumentos que no les pertenecen, que no entienden y que tenemos asegurados por las normas que diseñan, supervisan y aplican los mejores equipos técnicos y legales que nos podemos permitir”.

Cuando se prepara una fuerte subida de la luz en enero (peajes con tramos de consumo que se encarecerán progresivamente a partir de los 3Kw de potencia contratada) las refacturaciones de 2012 contribuirán a que el usuario no sepa realmente qué ha sucedido con su factura. En enero, la desaparición de los recargos por refacturación de 2012, aliviará el recibo, que subirá por la subida prevista en el precio de la energía y los peajes. El resultado de las operaciones está por ver, pero hay tres cosas claras: una, el problema de la deuda eléctrica seguirá vivo; dos, Industria adelanta decisiones que no es capaz de mantener y tres, que todos los “estimados clientes” vamos a pagar más.

Anuncios

From → Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: