Skip to content

Arturo y las ventanas

12/02/2013

Hubo un tiempo en que cuando los inspectores de Trabajo entraban por la puerta, los trabajadores sin contrato, sin Seguridad Social y sin derechos, saltaban por la ventana. Para no perjudicar al patrón y para mantener el puesto. No es una exageración. Puedo dar fe. Yo lo hice.images (6)

Fue en un verano del 86, en un pueblo de la costa vizcaína, donde trabajé como “pinche” en un restaurante de cierta fama. Así eran las cosas. O lo tomabas o lo dejabas.¿Tomabas o dejabas? ¿Eran? Las denuncias públicas contra el vicepresidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, por pagar en negro, presuntamente, a sus empleados del grupo hostelero Cantoblanco, demuestran que este país ha avanzado muy poco en ciertas cosas.

El dinero negro, la economía en B, sigue siendo una realidad. Vergonzosa, pero realidad. Se han realizado diferentes informes que señalan que el fraude se sitúa entre el 20% y el 25% del producto interior bruto (PIB), porcentaje que duplica la media de la Unión Europea. Una vergüenza.

images (5)En ese magma purulento y delictivo, hay empresarios que se mueven con comodidad. Especialmente en sectores que tradicionalmente viven del arreglo, el pluriempleo y la necesidad de trabajadores mal pagados que lo mismo echan unas horas sirviendo una boda que trinchando pollos para un hotel de fama en el catering de la Feria de Muestras local.

Arturo Fernández será inocente o culpable de los pagos en dinero negro a trabajadores, eso lo tendrá que decidir, probablemente, un juez. Pero lo que sí está probado es que el patrón de los empresarios madrileños, empleador de esposas de notables y generoso apoyo de campañas políticas, expide cheques verbales difíciles de respaldar. Incluso difíciles de soportar. Sobre todo para los que alguna vez tuvieron que saltar por la ventana.

Anuncios

From → Uncategorized

2 comentarios
  1. Monica permalink

    Soy Subinspectora de Empleo y te puedo asegurar que la gente sigue saltando por las ventanas o por donde pueden. Hasta en los años de crecimiento económico había economía sumergida. Me parece indignante que se hagan campañas concienciando sobre tantas cosas y nunca sobre la necesidad de estar dado de alta en la Seguridad Social y luego sale Juan Rosell diciendo que no hay tantos parados… así nos va.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: