Skip to content

Rajoy y el mantra simplón

22/02/2013

“No se puede gastar lo que no se tiene”. Es el mantra del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Un mal mantra. Malo por simplón y malo por truculento. Simplón porque el mundo de la economía y de las finanzas no funciona como apunta Rajoy (tanto tengo, tanto puedo gastar) y truculento porque pretende justificar los recortes en el gasto público con argumentos que no se aplican al común de los ciudadanos. Éstos están obligados a endeudarse, a menudo para toda la vida, si quieren vivir con un mínimo de dignidad. Gastar lo que no se tiene, en contra de lo que defiende el señor Rajoy, es, a menudo, la única forma de mantenerse a flote. Y sale caro.images (3)

Cosa distinta es aplicar el sentido común y la disciplina contable para que el endeudamiento no supere lo razonable y el pago de intereses no haga imposible la devolución del préstamo. Pero Rajoy (y lo que está detrás de Rajoy) prefiere el manejo de conceptos simples, aunque discutibles, para justificar lo injustificable. No es solo un problema del presidente. Los sesudos departamentos de estudios y de cálculo de riesgos de las entidades financieras, por poner un ejemplo, manejan complejas reglas de cálculo, supuestamente científicas, para determinar sus acciones y garantizar su solvencia. Pero a la hora de la verdad, cuando vienen mal dadas, actúan con trazo grueso.

En el mejor de los casos, como cuando refinancian a grandes deudores víctimas de la burbuja inmobiliaria, la teoría económica que aplican es el rezo. Y lo único relacionado con el cálculo y la matemática es el número de veces que rezan para que el tipo devuelva lo prestado. Lo del trazo grueso y la diferencia entre la teoría y la práctica se lo pueden explicar también al directivo de Deloitte que dijo pero no dijo, según dicen, que Bankia estaba en las últimas sin que nadie le hiciera puñetero caso.
El abismo entre teoría y práctica, entre lo que se dice y lo que se hace explica muchos de los males que aquejan al país. ¿Ejemplos? Muchos. Ahí van dos: en este sufrido país hay quien habla públicamente de la necesidad de afrontar los tiempos difíciles a la vuelta de unos días de esquí y hay quien llama al sacrificio de todos mientras paga en negro a sus trabajadores.

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: